FANDOM


Este es el octavo episodio de la segunda temporada de Estoy en la Banda.

SinopsisEditar

Los Iron Weasels hacen una fiesta en la casa de Tripp debido a su nuevo contrato con Simon Craig, la banda empieza a romper algunos objetos y a hacer destrozos en la casa, entre otras cosas, finalmente la banda va a la casa de unos de los invitados junto con todos los asistentes de la fiesta, sin embargo, la banda deja unas antorchas encendidas después de haberse ido de la casa, Beth, la madre de Tripp, llega a la casa sorprendida debido a que la casa quedo completamente quemada, furiosa, Beth echa a Derek, Burger y Ash de la casa por haberla dejado asi. La banda termina viviendo en el Weasel Movil, solo que ahora es mas dificil que antes, debido a que una vecina siempre los molesta y les grita repetidas veces, Tripp intenta convencer a Beth de dejarlos vivir en la casa, a lo que ella se rehusa a hacer. Después de unos dias, el seguro viene a la casa para dar el informe de el incendio, demostrando que la plancha de cabello de Beth quedo encendida y quemo la casa, Beth se sorprende de la noticia, por lo que deja a la banda volver a la casa, sin que sepan que ellos no fueron los culpables, los Weasels se dan cuenta de eso y al ver que Beth no les dijo, toman venganza y obligan finjinedo que los Weasels se van por que son un mal ejemplo para Tripp, finalmente Beth les dice la realidad y se disculpa con la banda.

AusentesEditar

Caitlyn Taylor Love como Izzy Fuentes.